martes, 21 de octubre de 2014

RIM 29º Formosa: 10 civiles masacrados por el "ejército popular" MONTONERO


Jorge Fernández Zicavo

Formosa. Domingo 5 de octubre de 1975
Regimiento Infantería de Monte 29
Gobierno constitucional presidido por María Estela Martínez de Perón

Resumen:
Mientras varios soldados conscriptos se duchaban después de jugar un partido de fútbol, por la ventana les arrojaron granadas que mataron a cuatro de ellos e hirieron al resto. Al mismo tiempo, cinco soldados que dormían la siesta fueron ametrallados a quemarropa, al igual que el Sargento Víctor Sanabria a cargo de la radio. El soldado Ermindo Luna murió en combate, disparando a los atacantes: terroristas Montoneros ayudados por el soldado Luis R. Mayol, a quien el Subteniente Ricardo Massaferro mató antes de caer acribillado.



El régimen político vigente era un gobierno constitucional presidido por María Estela Martínez de Perón, que un mes antes había ilegalizado a Montoneros. Sería su primer y último intento de copar una unidad del Ejército; y el séptimo llevado a cabo por fuerzas paramilitares marxistas desde 1969.

Los terroristas habían llegado al aeropuerto formoseño de El Pucú en un Boeing 737 de Aerolíneas Argentinas, previamente secuestrado durante el vuelo Buenos Aires-Posadas. La operación movilizó en Formosa a 39 combatientes y 20 efectivos en tareas auxiliares: sanidad, transporte, etc.; más otros 30 en la provincia de Santa Fe.
El grupo de asalto al Regimiento (31 hombres), portaba ametralladoras, fusiles FAL, subfusiles Halcón, granadas y minas. Disponían de varios vehículos, y de una avioneta Cessna para evacuar heridos.

Cuando los restantes efectivos militares reaccionaron, se inició un combate que causó a los atacantes 12 muertos, y varios heridos que se llevaron en la avioneta hasta un campo de arroz en Valencia, Corrientes. El Boeing aterrizó en un campo de María Susana, Santa Fe, pero nadie ordenó que un avión militar les siguiera para localizar el sitio del aterrizaje. Los militares tuvieron 12 muertos y 15 heridos. En el aeropuerto fue asesinado a quemarropa el policía formoseño Argentino Nori Alegre.











Aerolíneas Argentinas recupera el Boeing secuestrado. Ver más información al final de esta página

_ _ _

El ataque montonero al Ejército tuvo gran importancia, pues al día siguiente de esta masacre de soldados y personal militar desarmados y atacados por sorpresa, el gobierno, provisionalmente a cargo del Presidente del Senado, Ítalo Luder, por baja médica de la Presidenta, firmó el decreto que ordenaba a las Fuerzas Armadas:

"Ejecutar las operaciones militares y de seguridad que sean necesarias a efectos de aniquilar el accionar de los elementos subversivos en todo el territorio del país".

Este decreto ampliaba el anterior de febrero, que ordenaba al Ejército aniquilar el "frente rural" de la organización terrorista ERP en los montes de Tucumán.

PARTE DE GUERRA de MONTONEROS
Formosa, 6 de octubre de 1975

"El día 5 de octubre nuestra Organización lleva a cabo la acción militar más importante realizada en nuestra patria para lograr su definitiva Liberación Nacional y social. La misma consistía en la ocupación militar de la ciudad de Formosa, con centro en el Regimiento 29º de Infantería de Monte a los efectos de recuperar armamento y mejorar el pertrechamiento del Ejército Popular".

Tras detallar los pormenores de la operación, concluye:

"Con esta acción, nuestra Organización comienza a desarrollar un Ejército regular que junto al conjunto del accionar militar y paramilitar que ya se ha efectuado y que se seguirá haciendo, perfilan claramente las sólidas bases de un Ejército que nutriéndose del Pueblo, se irá desarrollando progresivamente como una de las fuerzas decisivas que permitirán la toma del poder del Pueblo en la Patria. Hemos demostrado nuevamente, a pesar del éxito sólo parcial de la Operación y de las bajas sufridas, la debilidad enemiga.
No hay lugar del país, ni siquiera sus cuarteles más alejados, donde las fuerzas militares de la reacción puedan sentirse seguras. Su debilidad lo muestra esta operación. El enemigo ha elegido la guerra para seguir dominando al Pueblo; el Pueblo seguirá construyendo su ejército y los derrotará".
Fuente: Evita Montonera Nº 8, octubre 1975

La retórica triunfalista del Parte montonero resulta patética, pues la operación formoseña de estos marxistas infiltrados en el peronismo al grito de "Perón, Evita, la Patria Socialista", fracasó militar y políticamente.

Derrota militar:

1- No lograron copar el Regimiento.

2- En consecuencia, no pudieron cumplir el principal objetivo, apoderarse de su arsenal: en su desastrosa huida se llevaron 18 fusiles FAL, al precio de 12 bajas mortales.

Derrota política:

1- Para su desconcierto, una vez copada la Compañía de Retén tras asesinar a nueve soldados conscriptos, un Sargento y un Subteniente, fueron los restantes soldados encabezados por Ermindo Luna (que moriría) quienes ofrecieron una feroz resistencia. O sea, civiles hijos de modestas familias campesinas. En el citado informe de Evita Montonera reconocen que ningún soldado de las distintas compañías aceptó la orden de rendirse y que, al contrario, siguieron disparándoles con sus FAL hasta conseguir rodearlos.

2- Obviamente, no pudieron cumplir el mayor objetivo político previsto: tomar durante unas horas la ciudad capital de Formosa.

Pero a pesar de estas evidencias, hablan de "éxito parcial" (la retirada de combatientes y heridos en los aviones), y "debilidad... del enemigo".
_ _ _

La "Operación Primicia" fue diseñada por Raúl Yaguer, oficial superior y miembro de la Conducción Nacional, y Rodolfo Walsh: jefe del Departamento de Informaciones e Inteligencia.

Responsable operativo: oficial mayor Mario Koncurat, uno de los asesinos del líder sindical José Ignacio Rucci.

Jefe del Grupo de Asalto (ocho pelotones): oficial 1º Miguel Angel Bustos

Jefe de Ataques Secundarios (cuatro pelotones): oficial 1º Vicente Carlos Ayala: secuestro del Boeing, copamiento de El Pucú y contención para la retirada.

Total de efectivos en Regimiento, Contención y Aeropuerto: 39

Según antiguos montoneros, entre los que asaltaron el Regimiento estaba Horacio Verbitsky.

Para la Inteligencia militar, la oficial Ana María Isabel Testa remató en el Aeropuerto al policía Nori Argentino Alegre con una ITAKA 12.70; el oficial 1º Reinaldo Ramón Briggiler Mazzei fue quien asesinó a los soldados dormidos (en 1972 había participado en el asesinato del Teniente General Juan Carlos Sánchez), y el oficial 2º José Niveyro el que arrojó las granadas en las duchas. Esta masacre de soldados desarmados ocurrió en la Companía de Retén. Lógicamente, en el citado informe de Evita Montonera no reconocen haberlos asesinados sino matado en combate. No obstante, confirman haberles lanzado dos granadas, añadiendo: "En el ataque al Retén se vio la eficacia de las granadas en el combate a corta distancia y en lugares cerrados. La utilización de las granadas desequilibró a nuestro favor un combate de tres contra más de treinta".

Posteriormente, casi todos murieron en enfrentamientos o fueron capturados y desaparecidos. Las familias de los terroristas muertos en el ataque de Formosa fueron indemnizadas por el gobierno de Néstor Kirchner con 224.000 dólares cada una. Y posteriormente Cristina Fernández de Kirchner indemnizó a otras diez. A los padres de los militares asesinados les concedió una insultante pensión mensual de 962 pesos.

Desde 1984, el terrorista Rodolfo Walsh, planificador de atentados y operaciones militares de Montoneros que provocaron el asesinato de cientos de personas, viene siendo homenajeado con calles, plazas y monolitos a su nombre; que también figura en el Muro inaugurado por Néstor Kirchner en el Parque de la Memoria de Buenos Aires, dedicado a los terroristas ejecutados durante la guerra revolucionaria. Asimismo, la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata, concede anualmente Premios Rodolfo Walsh a personas de reconocida trayectoria subversiva, como el tupamaro Eduardo Galeano y la erpiana María Seoane. El Estado indemnizó a la viuda de Walsh con 448.000 dólares por la muerte en combate de su marido; y de su hija María Victoria, que se suicidó durante el famoso "combate de la calle Corro".

En cuanto al asesinato a sangre fría de soldaditos y militares desarmados en Formosa, las izquierdas lo siguen homenajeando como una de sus gestas preferidas. En 2006 el actual dirigente del PRT, Carlos Ponce de León, máximo responsable del secuestro y posterior asesinato del gerente general de la FIAT, Oberdan Sallustro, presidió un acto de homenaje a "los compañeros que murieron al intentar recuperar armas para el Ejército Montonero", en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Bs. As. que en los años setenta fue el más importante centro intelectual de la subversión.
_ _ _

Relación de los atacantes del Regimiento 29º cuyas familias fueron indemnizadas con 224.000 Dólares y son honrados en el Parque de la Memoria.

Miguel Ángel Bustos, oficial 1º. Huyó del RIM 29º pero dos días después murió en Corrientes resistiendo captura

Alfredo Rubén Velázquez, oficial 2º. Muerto en el cuartel

Felipe S. Ibáñez Cabrera, oficial 2º. Muerto en el cuartel

Reinaldo Ramón José Briggiler, oficial 2º. Muerto en el cuartel

Juan Sebastián Hernández, aspirante. Muerto en el cuartel

Saúl Mario Kobrinsky, aspirante. Muerto en el cuartel

Jorge Alberto Livieres, oficial 2º. Muerto en el cuartel

Luis Carlos Morero, aspirante. Muerto en el cuartel

Oscar Ramón Boero, oficial 1º. Muerto en el cuartel

José Daniel Graziano, oficial 1º. Muerto en el cuartel

Horacio Miguel Pietragalla, oficial 1º. Ejecutado 11.1975

Eduardo Jensen, oficial 1º. Ejecutado 11.1975

Vicente Víctor Carlos Ayala, oficial 1º. Ejecutado 02.1976

Orlando Diego Romero, oficial 1º. Ejecutado 02.1976

Jorge A. Saravia Acuña, oficial 1º. Ejecutado 04.1976

Sergio Rodolfo Puiggrós, muerto 06.76 resistiendo captura. Hermano de la oficial 1º y actual diputada nacional Adriana Puigrós.

Alcides Bosch, oficial 2º. Ejecutado 12.1976

Reynaldo A. Zapata Soñez, oficial 1º. Ejecutado 12.1976

Fernando Gabriel Piérola, oficial 2º. Ejecutado 12.1976

Carlos Alberto Duarte, oficial 2º. Ejecutado 12.1976

Mario Cuevas, oficial 2º. Ejecutado 12.1976

Mario Lorenzo Koncurat, oficial mayor. Junto con su esposa y montonera Claudia Urondo fue capturado y ejecutado en diciembre del 76. Era yerno de Paco Urondo.

Rómulo Gregorio Artieda, oficial 2º. Ejecutado 04.1977

Horacio Amadeo Bertolotti, oficial 1º. Ejecutado 10.1977

Alfredo González Gómez, oficial 2º. Ejecutado 1978

Juan Carlos Silva, teniente. Ejecutado 06.1980. Marido de Ana María Isabel Testa.

Raúl C. Yaguer, oficial superior. Muerto en 1983 resistiendo captura.

_ _ _

Rodolfo Walsh se suicidó en 1977 tragándose una pastilla de cianuro tras agotar su munición en enfrentamiento con personal de la Armada. Curiosamente, su hija María Victoria se había suicidado el año anterior delante de decenas de periodistas durante la espectacular "Batalla de la calle Corro"; a pesar de lo cual, la manipuladora Conadep consideró a ambos como "desaparecidos" para que sus familiares fueran indemnizados con 448.000 dolares. Su otra hija, Patricia, actualmente diputada por el Frente Izquierda Unida, integró el comando que secuestró a los hermanos Born. Al interceptar el automóvil de los secuestrados, el pelotón de Patricia abrió fuego matando al chofer Juan Carlos Pérez y al gerente de Molinos Río de la Plata, Alberto Luis Cayetano Bosch.

Otros integrantes de la fuerza de asalto al RIM 29º fueron:

Martín Tomás Gras, oficial 2º del Ejército Montonero. Capturado en 1977 (ESMA-Mini Staff) colaboró delatando e interrogando compañeros. En 1978 la Inteligencia naval le hizo entrar en la SIDE (Secretaría de Inteligencia del Estado) y como tal fue enviado con oficiales de la ESMA a Bolivia en una operación política funcional a Massera. Posteriormente, integró la comitiva que acompaño a Massera en su gira europea para promocionar su Partido para la Democracia Social, un proyecto que no llegaría a concretarse. En la actualidad, Gras es Secretario Ejecutivo del Plan Nacional de Derechos Humanos de la Nación, integrado en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos del gobierno presidido por la ex militante de la Juventud Universitaria Peronista (Montoneros), Cristina Fernández de Kirchner.

Andrés Ramón Castillo, oficial 2º del Ejército Montonero. Capturado en 1977 (ESMA-Mini Staff), colaboró delatando compañeros, y más tarde integró junto con Gras el equipo de la SIDE que operó en Bolivia. En 1979 la Armada le liberó proporcionándole un billete de avión con destino a Venezuela y el correspondiente visado.

Pablo González Langarica, liberado de la ESMA-Mini Staff tras colaborar como delator e interrogador.

José Pedro Almirón, oficial 2º y jefe de la Unidad Básica de Combate de Corrientes. Fue acusado de quedarse con 250.000 dólares de la Columna Noroeste, pero antes de que Montoneros le formara juicio revolucionario fue capturado por el Ejército en 1976. Tras colaborar con sus captores, fue liberado en 1979 y se radicó en Alemania.

Mirta Susana Clara Loyúdice de Salas. Tras ser capturada el 09.10.1975, delató a unos 30 compañeros y realizó varias misiones de Inteligencia contra estructuras de Montoneros.

Néstor Carlos Salas. Oficial 1º y Secretario de Organización de la Regional Nordeste. Posible asesino del subteniente Massaferro. Capturado junto con la anterior, colaboró con el Ejército delatando a varios compañeros que fueron ejecutados.

Ana María Isabel Testa, capturada 13.11.1979, integró el Maxi Staff de la ESMA (prisioneros colaboracionistas) hasta que fue liberada a petición del entonces Teniente de Corbeta Ricardo Cavallo, en marzo de 1980. No confundir con María Ana Catalina Testa, ejecutada en Córdoba el 08.01.1976.


Ana María Isabel Testa en el documental "Montoneros. Una historia", de Andrés Di Tella, 1989. Como es norma en todos los terroristas del Partido-Ejército Montoneros que no fueron ejecutados gracias a sus delaciones y colaboraciones activas con las fuerzas del Estado, la Testa se presenta en el documental como "militante de la Juventud Peronista".


Ana María Isabel Testa con Néstor Kirchner. Fotografía publicada en su sitio Facebook


Fotografía reciente de Ana María Isabel Testa. Reside y ejerce como arquitecta en San Jorge, Santa Fe.
_ _ _

En nuestro Archivo (Febrero 2010) situado en la barra lateral, se relatan los nueve ataques llevados a cabo por fuerzas terroristas paramilitares a unidades del Ejército Argentino
_ _ _

La singular historia del Boeing 737-287 LV-JNE (20408-265) "Ciudad de Trelew". Fotografía: Aeroparque Ciudad de Buenos Aires, marzo 1992.



Biografía del llamado en Aerolíneas Argentinas "el mufa"

20.10.1973
Secuestrado en vuelo Buenos Aires-Salta por tupamaros uruguayos para ser desviado a Cuba. Tras no permitirles repostar combustible en Tucumán, y luego en Yacuiba (Bolivia), los terroristas se entregaron.

05.10.1975
Secuestrado por Montoneros en vuelo hacia Misiones, desviado al Aerop. de Formosa, y posteriormente abandonado en un campo de María Susana (Santa Fe). El comandante era Diego Bakas. Para recuperarlo fue necesario construir una pista de 600 x 30 metros con 5.000 placas de aluminio como las utilizadas en la Antártida. El arriesgado despegue (21 de octubre) estuvo a cargo del comandante Gerardo Mogas y del copiloto Luis Cuniberti, asesorados por especialistas de la Boeing venidos especialmente desde Estados Unidos.

24.08.1978
Vuelo Trelew-Bahía Blanca-Buenos Aires. Principio de incendio durante aterrizaje en Aeroparque de Buenos Aires sin tren de aterrizaje extendido. Peritaje técnico. Causas: "Principio de Incendio y evacuación de aeronave durante el aterrizaje por haber omitido la tripulación de vuelo extender el tren de aterrizaje, durante una aproximación normal. Por falta de disciplina funcional y omisión de procedimientos y listas de chequeo; con el agravante de haber desconectado intencionalmente los dispositivos de alarma auditiva de tren no extendido."

En 1989 se le desprendió una puerta sobre el Río de la Plata minutos después de despegar. Pudo regresar sin problemas al Aeroparque de Buenos Aires.

20.11.1992
Mientras iniciaba la carrera de despegue en la Provincia de San Luis, se reventaron dos neumáticos que obligaron a abortar la operación y a rebasar los límites de la pista. El pasaje y la tripulación fueron evacuados sin heridas, pero posteriormente, debido a las altas temperaturas alcanzadas en los frenos, se inició un incendio que le destruyó por completo, porque los bomberos del aeropuerto no disponían de espuma ignífuga y camiones adecuados. Informe técnico sobre las causas del accidente.

sábado, 18 de octubre de 2014

ROCA: "padre fundador" del Estado argentino



Ceferino Reato

"El mejor presidente de la historia nacional"
La Nación
17.10.2014

No hemos tenido tantos buenos presidentes; por eso, la pregunta sobre cuál fue el mejor de la historia es probable que no tenga una respuesta fácil. Para mí, fue Julio Argentino Roca, quien condujo al país durante dos mandatos; 12 años en total: 1880 a 1886 y 1898 a 1904.

El general Roca es un personaje estigmatizado por algunos grupos con fuerte influencia política y que se hacen oír en los medios, en especial a causa de la llamada Conquista del Desierto, que él encabezó antes de ser presidente, como ministro de Defensa de Nicolás Avellaneda, entre 1878 y 1879, en virtud de una ley nacional.

El objetivo de esa ley fue ocupar un vasto territorio que era dominado por los mapuches, dado que, según esa norma, "la presencia del indio impide el acceso al inmigrante que quiere trabajar". Se trataba de liberar esas tierras para atraer a los inmigrantes, que solucionarían la escasez de población del país.

La disputa sobre esas tierras venía desde la Independencia y los indios resistían con sus malones y ataques a las ciudades de frontera. La campaña militar, en la que Roca contó con el respaldo de 828 indios "amigos", terminó con la derrota de los aborígenes, que tuvieron 1313 "indios de lanza" muertos. Liberó a unos 900 cautivos y tomó prisioneros a casi 13.000 indios, en su gran mayoría mujeres y chicos.

A partir de esa victoria militar, la Argentina incorporó un vasto territorio: el sur y el oeste de la provincia de Buenos Aires, el sur de Córdoba, casi la mitad de San Luis y buena parte de Mendoza, y las actuales provincias de La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Según los críticos de Roca, la campaña fue un "genocidio". La cuestión merece un artículo en sí mismo; en mi opinión, no se puede juzgar el pasado con categorías recientes. En aquella época era muy habitual que los vencedores mataran a los vencidos, algo horrible para nosotros, pero que se puede observar, por ejemplo, en episodios de la Guerra del Pacífico, entre Chile y Perú, y en la Guerra de la Triple Alianza.

A propósito, Roca aprovechó que Chile estaba involucrado en la guerra contra Perú para lanzar la ofensiva contra los indios, que tenían una relación familiar, directa y fluida con los mapuches que vivían detrás de la Cordillera. Tanto era así que provenían de Chile; eran chilenos. También Chile estaba interesado en extender su frontera hacia el Sur y por eso, apenas terminada la guerra con Perú en el Norte, lanzó una campaña militar contra los indios.

Algunos de los críticos de Roca adhieren al nacionalismo y tienen como emblema a Juan Manuel de Rosas. Pues bien, en 1833, en su Campaña del Desierto, Rosas mató a 3200 indios, casi tres veces más que Roca. Son nacionalistas raros, sin territorio; no se preguntan qué habría pasado si Roca no vencía a los indios: ¿ese inmenso territorio quizá sería ahora un país indígena independiente o pertenecería a Chile, a Inglaterra o a Francia?

Otras voces críticas provienen de las filas kirchneristas. Supongo que no cuentan con la venia de la presidenta Cristina Kirchner y tampoco tenían la aprobación de su marido, el ex presidente Néstor Kirchner, que nació en Río Gallegos, capital de Santa Cruz, un territorio que es argentino gracias a la Conquista del Desierto. Fue nuestro primer presidente patagónico también gracias a Roca.

Es claro que la Conquista del Desierto, y más aún lo que sucedió después, tuvo varios aspectos criticables, como el trato, inhumano, cruel, a los indios prisioneros (muchos chicos fueron separados de sus madres, por ejemplo) y la concentración de parte de las tierras liberadas en pocas manos.

Pero, en aquel momento, la Conquista del Desierto le permitió a Roca convertirse en presidente en 1880. Fue un mandatario exitoso. Un político tiene que serlo, decía Juan Domingo Perón: "El conductor es un constructor de éxitos". Y el primer logro es gobernar todo el mandato. Roca fue presidente dos veces y no consecutivas, porque la Constitución de 1853 no lo permitía.

Roca tuvo muchos logros: sólo en su primer gobierno, la ley de educación 1420, que estableció la educación universal, obligatoria, gratuita y laica; el tratado de límites con Chile; la fundación de La Plata; la construcción de una red ferroviaria; la llegada y ubicación productiva de millones de inmigrantes.

Pero lo más importante fue el lugar de Roca en la historia: fue el padre del Estado nacional y la figura política más relevante de la Generación del 80, que se convirtió en el núcleo de la clase dirigente durante varias décadas.

Con Roca, se organizó el Estado nacional; se acabó la anarquía y comenzó un período de paz y administración, de paz y progreso, en el que el país se convirtió en una de las economías más pujantes del mundo. Un país en el que cambió el ciclo económico, donde pasaron a predominar los granos y la carne. ¿Gracias a qué? Gracias a la disposición de tierras fértiles y a la llegada de inmigrantes.

Roca fue una figura de gran visión política. Un ejemplo: como ministro de Guerra, conquistó millones de hectáreas frente a la amenaza cierta de otros países, como Chile, de quedarse con esas tierras; pero luego firmó el primer tratado de límites con Chile, y no cedió a los cantos de sirena de quienes le proponían ir a la guerra con el país vecino. Tuvo visión: sabía que una guerra con Chile, aun cuando pudiera ser ganada, sería el germen de una sangrienta inestabilidad en la región durante décadas.

Otras críticas contra Roca apuntan contra la clase dirigente de la época, contra la Generación del 80 y sus figuras: Mitre, Avellaneda, Sarmiento, Pellegrini y Roque Sáenz Peña, entre tantos otros. Es una visión de izquierda populista, tal vez anarquista, "progresista", que está bastante arraigada en el ambiente periodístico e intelectual.

Por un lado, esa visión desprecia la importancia de las elites dirigentes, pero sólo en nuestro país, dado que suelen admirar a las clases dirigentes de otros países. Es un pensamiento absurdo y, a la vez, ladino, puesto que incluso y sobretodo fuerzas de izquierda o "progresistas" han desarrollado su propia clase dirigente; su establishment de candidatos que se repiten elección tras elección.

Una sociedad está conformada por sus sectores populares, sus clases medias, sus elites; una sociedad sin clase dirigente, o con una clase dirigente disminuida, débil, timorata, es una sociedad sin timón, que anda a los tumbos, a los bandazos: una década es privatista, la siguiente se vuelve estatista.

El segundo rasgo de esta visión interesa más: los vicios del esquema político y electoral del roquismo y de la Generación del 80. Roca fue precisamente conocido como "el Zorro" por su astucia y habilidad para manejarse en esa situación. Falta decir que esos vicios fueron corregidos desde la propia Generación del 80 a través de sus sectores más modernos, más liberales, con la ley Sáenz Peña, de 1912, que garantizó el voto universal, obligatorio y secreto.

La Argentina tenía un gran dinamismo: llegaron millones de inmigrantes, y tanto la escuela pública como la red de hospitales públicos, dos creaciones de la Generación del 80, convirtieron a esos inmigrantes en sectores medios que pudieron votar y fueron los principales beneficiados de la ley impulsada por Roque Sáenz Peña.

Una democracia republicana no se da en el vacío. Se necesita un conjunto de ciudadanos que voten y hagan valer ese voto; eso ocurre en un país con una cierta complejidad, con una clase media más órganos de clase media, como diarios y grupos políticos.

Esa clase media fue construida por la Generación del 80 gracias a la salud y la educación públicas, y es la que llegó al poder con el radicalismo.

En síntesis: Roca organiza el Estado y la Nación; conduce la Argentina hacia el éxito económico; un éxito relativo, con tensiones, porque así son las cosas en un país que se mueve hacia arriba. Lo importante es que el país de Roca es dinámico, desata fuerzas que van solucionando esas tensiones.

Roca es el símbolo de un país en evolución; de un país que mejora en forma progresiva y que en esa marcha incorpora a todos sus sectores: al pueblo, a la clase media y a las elites.

Un Estado moderno, una nación pujante, un país que progresa y que contiene a todos sus habitantes. ¿Se puede pedir más de un líder político?

_ _ _

Ceferino Reato. Periodista y licenciado en Ciencia Política. Dirige la revista económica Fortuna. De 2005 a 2010 fue editor jefe del diario digital PERFIL. Antes se desempeñó como redactor de Política Nacional de CLARÍN, asesor de prensa de la embajada argentina ante el Vaticano y corresponsal de la agencia internacional de noticias ANSA en San Pablo, Brasil, entre otros trabajos.
En 2008 publicó Operación Traviata, nombre dado por la organización terrorista MONTONEROS al asesinato del líder sindical peronista José Ignacio Rucci. En 2010 publicó Operación Primicia, ataque llevado a cabo por el autodenominado Ejército Montonero al Regimiento de Infantería de Monte 29 en la provincia de Formosa. En dicha operación esta organización terrorista de extrema izquierda asesinó a diez soldados, un sargento y un subteniente estando todos ellos desarmados. Ambas acciones terroristas ocurrieron durante gobiernos constitucionales peronistas. Publicó además, otros tres libros: El gran botín, el negocio de gobernar la Capital (Sudamericana, 1996), Lula, la izquierda al diván (Catálogos, 2006) y ¡Viva la sangre! (Sudamericana, 2013), ensayo sobre el rol jugado por la provincia argentina de Córdoba como un "laboratorio" donde el terrorismo marxista y el contraterrorismo del Estado ensayaron sus tácticas y estrategias durante la pasada década del setenta.

lunes, 6 de octubre de 2014

Mártires y Héroes en el RIM 29º de Formosa





Jorge Fernández Zicavo

En esta ocasión no insistiré en el escandaloso hecho de que, año tras año, los "generales K" que leen sus discursos en los aniversarios del sangriento ataque del terrorista "Ejército Montonero" al RIM 29º de Formosa reemplazan la palabra MONTONEROS por eufemismos como... "una organización paramilitar"... para no despertar la ira de su histérica mariscala en Jefe.

Ahora quisiera llamar la atención sobre el mito de que los doce militares muertos (10 soldados, 1 sargento, 1 sub-teniente) lo fueron en... combate. Mito cultivado con narcisismo corporativista por un Ejército Argentino propenso a una retórica empalagosa en sus discursos ceremoniales y textos en general.

Aquella sangrienta tarde solo el soldado Hermindo Luna murió en combate, o sea, disparando su fusil contra los atacantes que pretendían copar el regimiento para apoderarse de 200 fusiles FAL mientras paralelamente otro grupo "tomaba" la ciudad capital de Formosa. El resto de los muertos (todos ellos de la Compañía Retén) fueron sorprendidos desarmados y masacrados sin piedad. Cuatro soldados que se estaban duchando fueron descuartizados con granadas. Otros cinco fueron ametrallados mientras dormían la siesta. El sargento Sanabria fue baleado por la espalda. El subteniente Massaferro también fue sorprendido y ametrallado a quemarropa. Esta eficacia y sincronización del pelotón montonero fue posible por la información aportada por el soldado Luis Roberto Mayol que, increíblemente, había sido trasladado de Santa Fe por ser "sospechoso".

Luego, superado el desconcierto propio de una operación de asalto basada en el factor sorpresa, el resto del personal (50 soldados y unos pocos suboficiales: era un domingo), reaccionó abriendo fuego contra los insurgentes y maniobrando hasta conseguir rodearlos. Fue precisamente esa situación de "bolsa" la que causó la muerte de doce combatientes montoneros (también doce) cuando intentaron romper el cerco. Bien posicionados, los soldados conscriptos dirigidos por un par de suboficiales los "cazaron" uno a uno en el imposible intento de fuga.

Obviamente, esta reconstrucción de lo ocurrido consta en los archivos del RIM 29º, de la XII Brigada de Monte formoseña y en el Comando General del Ejército; y por otra parte, fue detallada por el "Ejército Montonero" en el Nº 8 de su revista oficial Evita Montonera. Claro está, que por razones de oportunismo político no mencionan los asesinatos en las duchas y en el dormitorio de soldados conscriptos (civiles) sino que lo presentan como "combate". Si bien, cuando relatan su incursión en la Compañía Retén, el pelotón responsable de este objetivo dejo constancia de "la eficacia de la utilización de granadas en combates en sitios cerrados".

Llegados a este punto, el lector se preguntará: ¿Y por qué esta información no se ha hecho pública? ¿Por qué nunca se ha entrevistado a ex soldados del RIM 29ª que combatieron aquella tarde para que contaran lo ocurrido? ¿Por qué el Ejército habla de "muertos en combate", de mártires muertos por su patria, etc. y no de militares indefensos masacrados? ¿Y por qué en los aniversarios no se menciona a Montoneros? Pues la respuesta a estas preguntas es muy sencilla: porque el actual gobierno de la República presidido por la ex montonera Cristina Fernández de Kirchner, y anteriormente por su esposo y también montonero Néstor Kirchner, jamás reconocerán aquella carnicería, puesto que en su Relato histórico ellos y sus camaradas de entonces no eran terroristas sino "militantes populares", jóvenes y pacíficos idealistas que... "luchaban por un mundo mejor" que sólo sería posible en una Patria Socialista con dictadura de partido único como la cubana. Muertos en combate resulta para los K un mal menor, algo menos repudiable que asesinados: "los atacantes eran combatientes, soldados de un Ejército irregular, no unos asesinos", es el mensaje contenido en el mito.

Resumiendo: un soldado (suboficial, oficial...) desarmado y asesinado a mansalva será un Mártir; no un Héroe, como Luna y los otros que combatieron con mejor suerte que él. Naturalmente, unos y otros merecen ser recordados y honrados, pero no conviene mezclar conceptos que fundan mitologías funcionales a sospechosos discursos políticos.


Así mataban los de "la Patria Socialista". Nuestra reconstrucción de la "Operación Primicia"


miércoles, 1 de octubre de 2014

"Día del soldado formoseño". Tomadura de pelo a las víctimas del terrorismo


Cnel. Pando; Gral. Solé; Cnel, Reyes y Gobernador Insfrán poco antes de celebrarse el 37º Aniversario de la masacre montonera. Bochornoso tono festivo ante la tragedia que les ha reunido.

Cuando faltan pocos días para conmemorarse el 39º aniversario de la masacre perpetrada por el Ejército Montonero en el Regimiento de Infantería de Monte 29º de Formosa el 5 de octubre de 1975, resulta histórica y moralmente obligado repudiar la hipocresía con que el Ejército Argentino celebra estos actos. Si bien, después de que en 2011 su comandante en jefe (Gral. Pozzi) rindiera homenaje a dos ex alumnos del Instituto Dámaso Centeno muertos durante la guerra revolucionaria en su condición de milicianos del Ejército Montonero... del Ejército Argentino siglo XXI ideológicamente diseñado por antiguos terroristas montoneros como Nélida Garré y Martin Gras (¡atacante homicida de este RM 29º; responsable de Reestructuración de la Educación de las Fuerzas Armadas y Subsecretario de Promoción de Derechos Humanos!), ya nada puede sorprendernos.

Los discursos leídos en estos aniversarios (el mismo texto año tras año, con pequeños retoques), buscan desvincular a los montoneros terroristas de ayer con los montoneros gobernantes de hoy mediante el sencillo procedimiento de no nombrar la organización autora de aquella carnicería. Estos discursos, en definitiva, están redactados para ocultar la cadena genética Montoneros-Frente para la Victoria-La Campora recurriendo a las mismas argucias con la que la Legislatura de Formosa aprobó el 03.10.2002 la Ley 1395 instituyendo el Día del Soldado Formoseño "en conmemoración a (sic) los sucesos del 5 de octubre de 1975". ¡Los sucesos! Notable y cobarde malabarismo semántico de los legisladores, que ni tan siquiera añadieron... "ocurridos en el Regimiento de Infantería de Monte 29"

Con los siguientes eufemismos se viene escamoteando año tras año la palabra MONTONEROS:

2009
Gral. de Brigada Mario Gabriel Dotto, comandante Brigada de Monte XII: "una organización paramilitar irregular"; y párrafos después... "esta (sic) organización irregular..."

2010
Gral. de Brigada Mario Gabriel Dotto: "organización paramilitar irregular". Anteriormente, el oficial que reseñó el suceso y leyó la lista de los militares caídos mencionó "banda armada procedente de Buenos Aires"
En otro acto civil de homenaje ese mismo día, el comisario Manuel Ruiz Díaz, jefe de la comisaría COSIV, no se mordió la lengua: “cuando un grupo de montoneros intentaron copar el regimiento de infantería de Monte 29...”

2011
Gral. de Brigada Juan Gustavo Raimondo, comandante Brigada de Monte XII: "un grupo agresor que provenía de Buenos Aires"

2012
Coronel Roberto Oscar Reyes, comandante Brigada de Monte XII: omitió toda mención a la fuerza atacante. Sin embargo, cuando un oficial leyó la lista de los soldados muertos, citó "grupo agresor que provenía de Buenos Aires"

2013
Gral. de Brigada Walter Ovidio Temperini: "una organización paramilitar irregular", y unos renglones más abajo, "esta (sic) organización irregular"

¡Enhorabuena, valientes generales y coroneles del ex Ejército Argentino aterrorizados ante la ex montonera que preside la ex República Argentina!

Sin embargo estas bochornosas ceremonias castrenses también cuentan con otra complicidad: la de los familiares de las 12 víctimas del terrorismo, que estafados en su buena fe por los guionistas de la comedia la convalidan con su presencia muda y pasiva.



Sería bueno que reflexionaran sobre esta farsa manipuladora, y dado que los militares no les ceden la palabra, deberían interrumpir al orador de turno con un enérgico: ¡Una organización paramilitar irregular no, General. Esa organización se llamaba MONTONEROS!

Como padres, madres y hermanos de aquellos inocentes ametrallados a quemarropa y descuartizados con granadas tienen todo el derecho de reivindicar su protagonismo en estas ceremonias. Y de paso, la verdad histórica.

Jorge Fernández Zicavo

Post Data
5/10/2014

Gral. de Brigada Walter Ovidio Temperini: "una organización paramilitar irregular"

Nuestra crónica del ataque montonero al RIM 29º