jueves, 18 de febrero de 2010

MONTONEROS: Reg. Infantería de Monte 29



Jorge Fernández Zicavo


Domingo 5 de octubre de 1975, Formosa.
Gobierno constitucional presidido por María Estela Martínez de Perón.

Resumen:
Mientras varios soldados conscriptos se duchaban después de jugar un partido de fútbol, por la ventana les arrojaron granadas que mataron a cuatro de ellos e hirieron al resto. Al mismo tiempo, cinco soldados que dormían la siesta fueron ametrallados a quemarropa, al igual que el sargento Víctor Sanabria a cargo de la radio. El soldado Ermindo Luna murió en combate disparando a los atacantes: terroristas montoneros ayudados por el soldado y militante montonero Luis R. Mayol, a quien el subteniente Ricardo Massaferro abatió antes de caer acribillado.

Subteniente Ricardo Massaferro

Esta "Operación Primicia" contra una unidad del Ejército Argentino sería la primera y última del Ejército Montonero: fuerza armada encuadrada como un ejército regular por la Organización terrorista MONTONEROS fundada en 1970. Anteriormente, un anónimo grupo terrorista integrado por ex militantes del Partido Comunista que más tarde se daría a conocer como Fuerzas Argentinas de Liberación, había copado en 1969 un sector de una Guarnición (Campo de Mayo); y a partir de febrero de 1973 el Ejército Revolucionario del Pueblo, "brazo armado" del marxista y también terrorista Partido Revolucionario de los Trabajadores, copó cinco unidades: tres totalmente y dos parcialmente.

Ideológicamente, MONTONEROS era una Organización "político-militar" integrada por unos pocos "peronistas de izquierda" muy influenciados por el castrismo; y por una abrumadora mayoría de marxistas provenientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias: Organización terrorista fundada en 1967 en La Habana por la Inteligencia del Estado cubano para iniciar un "foco" guerrillero en la frontera norte argentina coordinado con la guerrilla del "Che" Guevara que entonces operaba en el sur de Bolivia. El 12 de octubre de 1973, día en que Perón asumió su tercera Presidencia, las FAR (también ex militantes del Partido Comunista como las FAL) se disolvieron e ingresaron en MONTONEROS. Dicha fusión constituyó una abierta declaración de guerra a Perón por parte de los impostores "peronistas" montoneros infiltrados en el Movimiento para coparlo y dirigirlo cuando muriera el anciano y muy enfermo líder.

La tropa de "Primicia" había llegado al aeropuerto formoseño El Pucú, en un Boeing 737 de Aerolíneas Argentinas previamente secuestrado durante el vuelo Buenos Aires-Posadas. Esta ambiciosa y técnicamente compleja Operación bautizada "Primicia" por ser la primera, movilizó en Formosa a treinta y nueve combatientes, más otros quince efectivos en tareas auxiliares: sanidad, transporte, etc. Además, unos veinte "milicianos" de Santa Fe intervinieron en la Operación preparando la improvisada pista de aterrizaje del Boeing y estando listos para trasladar en vehículos previamente robados el arsenal del RIM 29º a diferentes depósitos y dispersar por la Provincia a los combatientes de Formosa.

El pelotón de asalto, armado con ametralladoras MAG, fusiles FAL, subfusiles Halcón, granadas y minas, llegó en varios vehículos en los que luego deberían huir junto con el armamento que pudieran sacar del arsenal del Regimiento. También, además del Boeing, les esperaba en el aeropuerto una avioneta Cessna para evacuar posibles heridos hacia una "posta sanitaria" situada en la Provincia de Corrientes.

Cuando los restantes efectivos del Regimiento reaccionaron, se inició un combate que causó a los atacantes doce muertos, y cinco heridos que llevaron en la avioneta hasta un campo de Valencia, Provincia de Corrientes. El Boeing aterrizó en un campo de María Susana, Provincia de Santa Fe, previamente copado y señalizado. Los militares también tuvieron doce muertos, y quince heridos. Anteriormente, en el aeropuerto El Pucú los terroristas habían matado al cabo Nori Argentino Alegre y herido al agente Felipe Santiago Ibáñez de la Policía formoseña. Al parecer, fueron baleados antes de que pudieran utilizar sus armas.







El espectacular ataque de MONTONEROS al Ejército Argentino tuvo gran importancia, pues al día siguiente de esta masacre de soldados y militares desarmados y atacados por sorpresa, el Gobierno, provisionalmente a cargo del presidente del Senado Ítalo Luder por baja médica de la Presidenta María Estela Martínez, firmó el Decreto que ordenaba a las Fuerzas Armadas:

"Ejecutar las operaciones militares y de seguridad que sean necesarias a efectos de aniquilar el accionar de los elementos subversivos en todo el territorio del país".

Este Decreto ampliaba el anterior del 5 de febrero de ese mismo año, que ordenaba al Ejército aniquilar el frente rural de la organización terrorista ERP en los montes de Tucumán.

PARTE DE GUERRA de MONTONEROS
Formosa, 6 de octubre de 1975

"El día 5 de octubre nuestra Organización lleva a cabo la acción militar más importante realizada en nuestra patria para lograr su definitiva Liberación Nacional y social. La misma consistía en la ocupación militar de la ciudad de Formosa, con centro en el Regimiento 29º de Infantería de Monte, a los efectos de recuperar armamento y mejorar el pertrechamiento del Ejército Popular".

Tras detallar los pormenores de la operación, concluye:

"Con esta acción, nuestra Organización comienza a desarrollar un Ejército regular que junto al conjunto del accionar militar y paramilitar que ya se ha efectuado y que se seguirá haciendo, perfilan claramente las sólidas bases de un Ejército que nutriéndose del Pueblo, se irá desarrollando progresivamente como una de las fuerzas decisivas que permitirán la toma del poder del Pueblo en la Patria. Hemos demostrado nuevamente, a pesar del éxito sólo parcial de la Operación y de las bajas sufridas, la debilidad enemiga. No hay lugar del país, ni siquiera sus cuarteles más alejados, donde las fuerzas militares de la reacción puedan sentirse seguras. Su debilidad lo muestra esta operación. El enemigo ha elegido la guerra para seguir dominando al Pueblo; el Pueblo seguirá construyendo su ejército y los derrotará".

Fuente: Evita Montonera Nº 8, octubre, 1975

La retórica del Parte de Guerra montonero resulta patética, pues su Operación formoseña fracasó militar y políticamente.

Derrota militar:

1- No lograron copar el Regimiento.

2- En consecuencia, no pudieron cumplir el principal objetivo, apoderarse de su arsenal: en su desastrosa huida se llevaron 18 fusiles FAL al precio de... 12 bajas mortales.

Derrota política:

1- Para su desconcierto, una vez copada la Compañía de Retén tras asesinar a nueve soldados conscriptos, un sargento y un subteniente, fueron los restantes soldados conscriptos encabezados por Ermindo Luna (que moriría) quienes ofrecieron una feroz resistencia. O sea, civiles hijos de modestas familias campesinas. En la ya citada Evita Montonera reconocen que ningún soldado de las distintas compañías aceptó la orden de rendirse, y continuaron disparando con sus FAL hasta conseguir rodearlos.

2- Obviamente, no pudieron cumplir el mayor objetivo político previsto: tomar durante unas horas la capital de Formosa.

La Operación Primicia fue diseñada por Raúl Yaguer, oficial superior y miembro de la Conducción Nacional; y Rodolfo Walsh, jefe del Departamento de Informaciones e Inteligencia.

Responsable operativo: oficial mayor Mario Koncurat, uno de los asesinos del líder sindical José Ignacio Rucci.

Jefe del Grupo de Asalto: oficial 1º Miguel Ángel Bustos

Jefe de Ataques Secundarios: oficial 1º Vicente Carlos Ayala.

Total de efectivos en Regimiento, Contención y Aeropuerto: 39.

Según la Inteligencia militar de entonces, Ana María Isabel Testa remató en el aeropuerto al policía Nori Argentino Alegre, Reinaldo Ramón Briggiler Mazzei asesinó a los soldados dormidos (en 1972 había participado en el asesinato del teniente general Juan Carlos Sánchez), y José Niveyro arrojó las granadas en las duchas. Esta masacre de soldados desarmados ocurrió en la Compañía de Retén.

Lógicamente, en el citado informe de Evita Montonera no reconocen haberlos asesinados, sino ‘matado en combate’, aunque confirman haberles lanzado dos granadas, añadiendo: "En el ataque al Retén se vio la eficacia de las granadas en el combate a corta distancia y en lugares cerrados. La utilización de las granadas desequilibró a nuestro favor un combate de tres contra más de treinta".

Posteriormente, casi todos murieron en enfrentamientos armados con fuerzas del Estado o fueron capturados y desaparecidos. Las familias de los terroristas muertos en el ataque de Formosa fueron indemnizadas por el Gobierno de Carlos Menem (como "desaparecidos") con 224.000 dólares cada una, y posteriormente Cristina Fernández de Kirchner indemnizó a otras diez. A los padres de los militares asesinados les concedió una humillante pensión mensual de 962 pesos (60 dólares).

Desde 1984, Rodolfo Walsh, planificador de atentados y operaciones militares que provocaron el asesinato de centenares de personas, viene siendo homenajeado con calles y plazas a su nombre; que también figura en el Muro, o Cenotafio, inaugurado por Néstor Kirchner en el Parque de la Memoria, de Buenos Aires, dedicado a los terroristas ejecutados durante su Guerra Revolucionaria.

Relación de los atacantes cuyas familias fueron indemnizadas con 224.000 dólares:

Miguel Ángel Bustos, oficial 1º. Huyó del cuartel pero dos días después fue abatido por la Policía en Corrientes.

Oscar Ramón Boero, oficial 1º. Muerto en el cuartel.

José Daniel Graziano, oficial 1º. Muerto en el cuartel

Alfredo Rubén Velázquez, oficial 2º. Muerto en el cuartel.

Felipe S. Ibáñez Cabrera, oficial 2º. Muerto en el cuartel.

Reinaldo R. José Briggiler, oficial 2º. Muerto en el cuartel

Jorge Alberto Livieres, oficial 2º. Muerto en el cuartel.

Juan S. Hernández, aspirante. Muerto en el cuartel.

Saúl Mario Kobrinsky, aspirante. Muerto en el cuartel.

Luis Carlos Morero, aspirante. Muerto en el cuartel.

Horacio Miguel Pietragalla, oficial 1º. Ejecutado 11.1975

Eduardo Jensen, oficial 1º. Ejecutado 11.1975

Vicente Víctor Carlos Ayala, oficial 1º. Ejecutado 02.1976

Orlando Diego Romero, oficial 1º. Ejecutado 02.1976

Jorge A. Saravia Acuña, oficial 1º. Ejecutado 04.1976

Sergio Rodolfo Puiggrós, abatido 06.76 resistiendo captura. Hermano de la oficial 1ª y actual diputada Adriana Puiggrós.

Mario Lorenzo Koncurat, oficial mayor. Ejecutado 12.1976

Reynaldo A. Zapata Soñez, oficial 1º. Ejecutado 12.1976

Alcides Bosch, oficial 2º. Ejecutado 12.1976

Fernando Gabriel Piérola, oficial 2º. Ejecutado 12.1976

Carlos Alberto Duarte, oficial 2º. Ejecutado 12.1976

Mario Cuevas, oficial 2º. Ejecutado 12.1976

Rómulo Gregorio Artieda, oficial 2º. Ejecutado 04.1977

Horacio Amadeo Bertolotti, oficial 1º. Ejecutado 10.1977

Alfredo González Gómez, oficial 2º. Ejecutado en 1978

Juan Carlos Silva, teniente. Ejecutado 06.1980, marido de Ana María Isabel Testa.

Raúl Yaguer, oficial superior y miembro de la Conducción Nacional de MONTONEROS. Abatido en 1983 en Córdoba durante enfrentamiento armado en un control policial de carreteras.

Rodolfo Walsh se suicidó en 1977 tragando una pastilla de cianuro tras agotar su munición en enfrentamiento con personal de la Armada. Curiosamente, su hija María Victoria se había suicidado el año anterior durante la ‘batalla de la calle Corro’; a pesar de lo cual la Conadep consideró a ambos como ‘desaparecidos’. Su otra hija, Patricia, actual diputada por el Frente Izquierda Unida, integró el comando que secuestró a los hermanos Born. Al interceptar el automóvil de los Born, el pelotón de Patricia abrió fuego matando al chofer Juan Carlos Pérez y al gerente de Molinos Río de la Plata, Alberto Luis Bosch.

Otros integrantes de la fuerza de asalto al RIM 29º fueron:

Martín Tomás Gras, oficial 2º del Ejército Montonero. Capturado en 1977 y llevado a la ESMA-Mini Staff, colaboró delatando e interrogando compañeros. En 1978 la Inteligencia naval le hizo entrar en la SIDE y lo envió con oficiales de la ESMA a Bolivia para una operación política funcional al almirante Massera, a quien posteriormente acompañó en una gira europea destinada a promocionar su Partido para la Democracia Social; un proyecto que no llegaría a concretarse. En la actualidad, Gras es secretario ejecutivo del Plan Nacional de Derechos Humanos de la Nación, integrado en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos del Gobierno presidido por la ex montonera Cristina Fernández de Kirchner.

Andrés Ramón Castillo, oficial 2º del Ejército Montonero. Capturado en 1977 (ESMA-Mini Staff), colaboró delatando compañeros, y más tarde integró junto con Gras el equipo de la SIDE que operó en Bolivia. En 1979 la Armada le liberó proporcionándole un billete de avión con destino a Venezuela y el correspondiente visado.

Pablo González Langarica, liberado de la ESMA-Mini Staff tras colaborar como delator e interrogador.

José Pedro Almirón, oficial 2º y jefe de la Unidad Básica de Combate de Corrientes. Fue acusado de quedarse con 250.000 dólares de la Columna Noroeste, pero antes de que le aplicaran la Justicia Revolucionaria fue capturado por el Ejército en 1976. Tras colaborar ampliamente con sus captores, fue liberado en 1979 y se radicó en Alemania.

Mirta Susana Loyúdice de Salas. Tras ser capturada el 09.10.1975, delató a unos 30 compañeros y realizó varias misiones de Inteligencia contra estructuras de Montoneros.

Néstor Carlos Salas, secretario de Organización de la Regional Nordeste. Capturado junto con la anterior, colaboró delatando a varios compañeros que fueron ejecutados.

Ana María Isabel Testa, capturada 13.11.1979, integró el Maxi Staff de la ESMA (prisioneros colaboracionistas) hasta que fue liberada a petición del entonces teniente de corbeta Ricardo Cavallo, en marzo de 1980. No confundir con María Ana Catalina Testa, montonera ejecutada en Córdoba el 08.01.1976

Ana María Isabel Testa con Néstor Kirchner

_ _ _ _

La singular historia del Boeing 737-287 LV-JNE (20408-265) "Ciudad de Trelew". Fotografía: Aeroparque Ciudad de Buenos Aires, marzo 1992.


Biografía del llamado "el mufa", en Aerolíneas Argentinas

20.10.1973
Secuestrado en vuelo Buenos Aires-Salta por tupamaros uruguayos para ser desviado a Cuba. Tras no permitirles repostar combustible en Tucumán, y luego en Yacuiba (Bolivia), los terroristas se entregaron.

05.10.1975
Secuestrado por Montoneros en vuelo hacia Misiones, desviado al Aerop. de Formosa, y posteriormente abandonado en un campo de María Susana (Santa Fe). El comandante era Diego Bakas. Para recuperarlo fue necesario construir una pista de 600 x 30 metros con 5.000 placas de aluminio como las utilizadas en la Antártida. El arriesgado despegue (21 de octubre) estuvo a cargo del comandante Gerardo Mogas y del copiloto Luis Cuniberti, asesorados por especialistas de la Boeing venidos especialmente desde Estados Unidos.

24.08.1978
Vuelo Trelew-Bahía Blanca-Buenos Aires. Principio de incendio durante aterrizaje en Aeroparque de Buenos Aires sin tren de aterrizaje extendido. Causas: "Principio de Incendio y evacuación de aeronave durante el aterrizaje por haber omitido la tripulación de vuelo extender el tren de aterrizaje, durante una aproximación normal. Por falta de disciplina funcional y omisión de procedimientos y listas de chequeo; con el agravante de haber desconectado intencionalmente los dispositivos de alarma auditiva de tren no extendido".

En 1989 se le desprendió una puerta sobre el Río de la Plata minutos después de despegar. Pudo regresar sin problemas al Aeroparque de Buenos Aires.

20.11.1992
Mientras iniciaba la carrera de despegue en la Provincia de San Luis, se reventaron dos neumáticos que obligaron a abortar la operación y a rebasar los límites de la pista. El pasaje y la tripulación fueron evacuados sin heridas, pero posteriormente, debido a las altas temperaturas alcanzadas en los frenos, se inició un incendio que le destruyó por completo, porque los bomberos del aeropuerto no disponían de espuma ignífuga y camiones adecuados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario